MORAPIAF : RAJ Juego de mesa

Un empate es una derrota.

Más detalles

10,00 €

00J/MPRAJ

Advertencia: ¡Últimos artículos en stock!

Añadir a la cesta

En el desierto hay pocas cosas que merezca la pena coleccionar. Así que no es de extrañar que te sientas orgulloso si consigues amasar un buen número de ratones. Pero ten cuidado, a los buitres no les hará ninguna gracia que te quedes con su almuerzo.

Raj es un sencillísimo juego de cartas que hará las delicias de familiares y amigos. Parcialmente basado en un juego tradiconal indio, Raj es la demostración de que no es necesario un enrevesado reglamento para conseguir un juego adictivo y desafiante.

Todos los jugadores empiezan con una mano idéntica de cartas y deberán gestionarla astutamente, así como leer las intenciones de sus adversarios, para conseguir más puntos que el resto y alzarse con la victoria.

Cuando pruebes Raj descubrirás por qué es el filler favorito de multitud de jugadores en todo el planeta. Y, si quieres más garantías, el diseñador de Raj no es otro que Alex Randolph, uno de los creadores más prolíficos e influyentes del universo lúdico.

  • Jugadores, edades & tiempo

  • a partir de 6 años
  • 2 a 5 jugadores
  • 20 minutos



  • Contenido de la caja

  • 75 cartas de jugador
  • 10 cartas de ratón
  • 5 cartas de buitre
  • 1 reglamento
  • 

 Es un juego abstracto, en el que los jugadores tratan de capturar cartas de puntuación y acabar siendo el jugador con más puntos al final de las 15 rondas de juego. Cada jugador dispone de un set de cartas de su color, numeradas del 1 al 15 y con ellas, deberá pujar para obtener los premios.

 Se basa en una mecánica de puja a ciegas, donde cada jugador coloca una de sus cartas esperando ser el que ha jugado la carta más alta. El punto de caos, lo añade una regla que elimina de la subasta todas las pujas iguales.

 Además, algunas de las cartas a capturar, contienen puntuaciones negativas y aquí los jugadores tratarán de evitar quedarse con ellas.

 El juego no tiene mayor complicación, pero como los jugadores tienen todos las mismas cartas, no hay azar en el juego. Hay dos cosas que nos ayudarán a ganar, una buena memoria para recordar que cartas han salido (tampoco hace falta ser un tahúr, basta con saber cuántas cartas buenas quedan por salir y si a los demás les quedan muchas cartas por encima de 12) y la empatía para ver cuando los demás jugadores van a apretar y cuando no.

Un mazo de cartas de color para cada jugador y las cartas de puntuación.

El truco está en saber cómo ganar  las bazas. Se trata de ganar por la mínima (para que los demás jugadores paguen caras sus derrotas y tu no tengas que gastar un 14 si te la puedes llevar con un 12), perder por la máxima (aprovechando para descartar nuestras peores cartas) y con algo de suerte llevarnos alguna mano cuando nuestros oponentes sean eliminados por empatar sus pujas.

El jugador amarillo se lleva la carta con un 10, y se ahorra gastar una carta más alta.

El juego es rápido, sencillo y apto para todos los públicos,  con 20 minutos de duración y un precio de 10 euros es un filler estupendo.

No hay productos relacionados en este momento

Search